Funerales

Funerales: Estamos hechos de recuerdos

 funeralesEn la trayectoria de nuestras vidas siempre estamos pendientes de muchas cosas que en la mayoría de casos tienen que ver con asuntos que son estrictamente personales. Dejamos de lado todo lo que en nuestra infancia o juventud era primario, incluso hay quienes llegan al punto de relegar a un segundo plano a sus amistades y familiares cercanos, y solo algunas situaciones adversas son las que los hacen recurrir al encuentro. Es lamentable cuando ese encuentro es justamente uno de los funerales de alguno de los más allegados.

Es incómodo ese momento cuando vemos que uno a uno van llegando todos los amigos del fallecido, quienes en principio solo se saludan con un gesto sencillo, poco expresivo y con una imagen bastante desgarradora en el rostro, ¿será el sentimiento de culpa por no haber estado presente cuando aún había tiempo de entablar una conversación?, ¿o quizá es el peso por no haber sido el gran amigo que alguna vez le prometió que sería y no fue?
Es un momento lleno de tensión, sin embargo, siempre hay uno de los asistentes que hace lo posible por romper el hielo y comienza a tratar de integrar a todos los que tienen algún tipo de vínculo, en este caso, los amigos.

Por lo general algunos se muestran reacios al comienzo, pero cuando alguien pone un tema de conversa en común que los involucra a todos, los ánimos se van calmando y todos tienden a ceder. Es cuando empiezan a recordar muchas cosas que de alguna u otra forma eran importantes para todos, empiezan a mencionar las veces que jugaban en el parque, cuando se quedaban hasta tarde en casa de alguno viendo las caricaturas de moda por esos tiempos, o cuando la mamá de uno de ellos los invitaba un fin de semana cada mes a comer todos en familia. En fin, son muchos recuerdos, muchas situaciones.

Sin embargo, la vida, al fin de cuentas consiste en eso, darnos la oportunidad de recordar todo lo que alguna vez nos hizo realmente felices, ya de cada quien depende hacer lo posible por redireccionar su senda.

No debemos olvidar qué es lo que realmente nos hace únicos en la vida, dotemos de esencia cada uno de nuestros actos.

En Funeraria Gómez estamos para ser esa compañía fiel que atienda a su llamado en estos momentos, permítanos ayudarlo a llevar la carga y el dolor que causa un funeral de un familiar. Recuerde que somos un apoyo incondicional cuando usted más lo necesite.

Los comentarios están cerrados.