Recuérdalos con amor en nuestra funeraria en Medellín

Envíales tu amor y recuérdalos siempre brindándoles un homenaje en una funeraria en Medellín

1El tiempo se encarga de curar nuestras heridas, de sanar las ausencias y de enseñarnos que todo lo que sucede en la vida es un designio divino de nuestro señor Jesucristo. No existe un ave que no cante, ni una nube que no se mueva sin que él lo sepa y que haga su voluntad para que eso ocurra. Celebrar no es festejar, celebrar es rendirle un homenaje a la memoria de esa persona que falleció, recordarla por sus buenas acciones y por sus buenos momentos. En la Funeraria Gómez tenemos ese espacio para despedirse con amor y gratitud de ese ser querido, una funeraria en Medellín que lo acompaña en su proceso de luto, que le brinda una mano amiga y le pone sus instalaciones para que usted disponga de ellas.

En Proverbios 8:35 nos dicen “En verdad, quien me encuentra, halla la vida y recibe el favor del Señor”. Esto quiere decir que si creemos en él y en su misericordia, nos salvaremos en su nombre. Arrepentirnos de nuestros malos actos, atender el llamado de su voz y sus preceptos nos darán vida eterna en el reino maravilloso de nuestro Señor.

En la Funeraria Gómez somos fieles creyentes de Dios, creemos en su obra y gracia, obedecemos su palabra y seguimos sus pasos conforme a sus escrituras. Por eso, es importante abrir el corazón cuando atravesamos una dolencia física o emocional, al perder un ser querido, entregárselo a él en sus oraciones. Porque él todo lo puede, todo lo sabe y todo lo hace. Él está en los corazones de todos los seres humanos, no lo echemos fuera, dejémoslo colmar nuestra vida de misericordia y bendiciones día a día.

Aprender a desprendernos es aprender a ser felices con lo que tenemos, rodeado de las personas que amamos y sabiendo que nuestra misión en la vida es dar sin esperar nada a cambio, recibir sin ningún interés oculto y dar amor a todo ser humano según lo establece Dios.

Nuestra funeraria en Medellín quiere recordarte que solo confiando en el Señor, encontraremos vida eterna, paz y un buen porvenir. No importan los instantes de tristeza, él siempre nos guarda un lugar especial a su lado colmado de felicidad y tranquilidad, solo si nos damos la oportunidad de dejarlo entrar a nuestra vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *